Fundación Futurart

David Fernández Castillejo – Director comercial de Casty S.A. LOS HELADOS NO SÓLO SON PARA EL VERANO

web david-01

David Fernández Castillejo – Director comercial de Casty S.A. LOS HELADOS NO SÓLO SON PARA EL VERANO

Tres pilares son los que soportan la identidad de CASTY S.A.: la continua investigación en una doble vertiente, profesional, y familiar; la comercialización de especialidades y el compromiso con la innovación de sus productos. Pero lo que de verdad marca la velocidad de vuelo de esta empresa talaverana es el esfuerzo y la pasión que los hermanos Castillejo ponen en cada departamento que dirigen. Y es que no puede ser de otra manera que seguir la herencia familiar. Un legado del que sienten orgullosos de mantener vivos los valores de sus fundadores y, sobre todo, ofrecer productos con la misma calidad.

David, son muchos los reconocimientos concedidos a vuestra empresa a lo largo de vuestra historia. Satisfechos?
Para nosotros el mayor premio es que la gente disfrute con nuestros helados, y trabajamos con entusiasmo para que así sea. A partir de ahí, es un privilegio que organismos y organizaciones tan importantes nos hayan encontrado merecedores de reconocimiento, supone un enorme espaldarazo que agradecemos enormemente y que nos ha ayudado a mantener intacta la ilusión por las cosas bien hechas.
Indudablemente, esta semilla viene de la mano de vuestros padres y fundadores de esta empresa familiar. Cómo segunda generación al frente del negocio, cómo lleváis ese compromiso de cariño que precisamente “Pepe”, le ponía a cada uno de sus helados?
La verdad es que lo que consiguieron nuestros padres fue una proeza y precisamente por eso nos sentimos en el firme compromiso de seguir construyendo este bonito sueño. Nuestros padres, ponían un especial cariño y esmero en cada cosa que hacían. Para ellos, esta aventura era mucho más que una forma de sacar adelante a sus cinco hijos, era un compromiso personal por la superación, era el sueño de hacer algo grande. Eso es lo que se nos ha inculcado desde pequeños, lo que hemos vivido en casa, hasta el punto de que no sabemos hacerlo de otra manera, sentimos los helados como una parte de nosotros y el negocio familiar como uno más de la familia.
Desde que se encendiera por primera vez la luz del pequeño obrador en el que comenzó la historia de Casty, Pepe, y Pilar, soñaban con poder llevar sus helados a cada rincón de España. ¿Habéis llegado alcanzarlo?
Sí, el sueño se cumplió y hoy nuestros helados están en toda España. Pero además, incluso se pueden encontrar en Portugal, Francia, Bélgica, Italia, Alemania… y otros muchos países. El camino ha sido duro e, incluso a día de hoy, cada día nos enfrentamos a nuevos y complicados retos, pero con el paso del tiempo mis padres han podido disfrutar y siguen disfrutando de ver en lo que se ha convertido esa locura de sueño que se empeñaron en hacer realidad.
David, después de tantos años en la industria, que es para vosotros la principal de las enseñanzas?
La principal enseñanza es que hay que seguir aprendiendo. Nosotros bromeamos con que somos una empresa que está permanentemente en construcción porque después de 40 años de trayectoria no paramos de organizar, de mejorar los sistemas de trabajo y los procesos productivos. No paramos de inventar helados, de hacer nuevas recetas y mejorar las existentes. Todos los días aprendemos cosas nuevas y eso es también parte de nuestra mejor esencia.
En el 2014 inaugurasteis la nueva fábrica con capacidad para producir 30 millones de litros de helado. Actualmente habéis ampliado instalaciones, ¿cómo es el proceso de fabricación?
Bueno, en realidad no hemos parado de invertir en la fábrica desde que la inauguramos, pero ahora estamos comenzando a plantear una posible ampliación muy importante. Actualmente, estamos divididos en 3 ubicaciones y queremos unificarlo en una sola, ampliando capacidad y modernizando y automatizando algunos procesos. Es todo un reto para nosotros.
Día a día trabajáis para cumplir vuestros compromisos, haciendo posibles vuestros principios de calidad, eficiencia, y compromiso con vuestros clientes, trabajo que se refleja positivamente en los productos fabricados. ¿Qué producción de helados alberga Casty, y cuántas referencias fabricáis?
Fabricamos más de 650 referencias distintas. La mayor parte de los productos que fabricamos son helados, aunque hace unos años comenzamos a fabricar algunos postres congelados de pastelería. Tenemos varias marcas propias, enfocadas a distintos mercados y tipos de cliente y también fabricamos productos a medida para otras marcas pero, por supuesto, la más importante es CASTY que es nuestra principal marca, la más generalista que cuenta con un portfolio de más de 250 productos y con la cual llegamos a todos los canales de venta, desde supermercados y restaurantes, hasta piscinas, terrazas y heladerías.
David, el helado siempre ha sido un referente infantil. Pero, cómo rompéis esa barrera para convertirle también en un producto para adultos?
Creo que no exagero si digo que el helado es el postre preferido de la mayoría de la gente independientemente de la edad. Es un dulce nutritivo que encaja en muchos momentos del día y que es consumido por gente de todas las edades. Si se sigue asociando a los niños debe ser porque, en esto de disfrutar, los niños son unos auténticos expertos pero ya hace mucho que es consumido por todos. En España, sí que sigue consumiéndose algo menos en invierno porque lo asociamos al calor del verano y eso sí que es algo a mejorar porque el helado es un placer ideal para todo el año, no tenemos por qué disfrutarlo menos en invierno.
La innovación ya forma parte de vuestro ADN. ¿Cuál es vuestra apuesta por la innovación?
¡Y tanto! Hemos hecho de la innovación unos de nuestros pilares fundamentales. Nuestra apuesta es en todos los ámbitos: el principal software de la compañía es desarrollado internamente, implantamos mejoras y modificaciones sobre las líneas de producción constantemente con un fuerte enfoque en los últimos años en la automatización y la industria 4.0. Pero además, no paramos de desarrollar producto, recetas, sabores, etc. Incluso desde el punto de vista organizativo, analizamos y mejoramos cada uno de nuestros procesos en una permanente carrera por hacer mejor las cosas.
Integráis innovación y tradición, ¿cómo es posible hacerlo dentro de un sector tan competitivo como el heladero?
Intentamos coger lo mejor de cada cosa. La innovación nos permite mantenernos en un mercado tremendamente competitivo y de la tradición mantenemos el amor por las cosas bien hechas, el convencimiento de que solo con paciencia se consiguen los mejores resultados.
¿Cómo es el proceso de innovación que seguís para crear un producto diferente?
Es un proceso complejo en el que hay muchos departamentos implicados. Normalmente la idea nace del departamento comercial o marketing, se define la receta en el que llamamos el departamento de desarrollo, el departamento de producción define el proceso y el departamento de ingeniería y mantenimiento analizan las necesidades en cuanto a nueva maquinaria o modificaciones de la misma. Todo esto se pone en común en la Reunión de Desarrollo de Producto que tenemos con mucha frecuencia. A pesar de ser un proceso lento y costoso, no todos los productos que se desarrollan llegan al mercado. En realidad, solo llegan los mejores.
Con vuestra experiencia, ¿cómo ha evolucionado el mercado en la historia de la producción heladera?
El sector heladero es muy competitivo: evoluciona a gran velocidad y es muy creativo. Eso nos ha hecho tener que estar reinventándonos constantemente. Hoy el reto está en que cada vez quedan menos fabricantes y a su vez cada vez los que quedan son más grandes, nuestros competidores de hoy son grandes industrias de todo el mundo y nosotros necesitamos seguir creciendo a buen ritmo para poder seguir compitiendo en un mercado mucho más concentrado y global.
En la época que vivimos actualmente, está en continuo crecimiento la demanda de consumir productos más saludables con porcentajes de materia grasa muy reducidos. Desde Casty cómo consiguen tecnológicamente hablando, fabricar helados con mucho menos grasa y que sigan conservando los mismos sabores?
Sin lugar a dudas, ese es uno de los retos que hoy nos plantea el mercado. Nosotros nos caracterizamos por estar a la vanguardia del sector proponiendo alternativas cada vez más saludables.
Podemos decir que la empresa talaverana de helados por excelencia CASTY tiene una clara vocación internacional. Seguís trabajando cada día para que vuestros helados lleguen a todos los rincones del mundo? ¿Dónde habéis crecido más? ¿Qué os falta por conquistar para que disfruten de vuestros helados?
Hemos crecido mucho en estos años y hemos comenzado a trabajar en muchos mercados. Hoy nuestros productos se pueden disfrutar en varios países pero nos queda mucho por hacer en este sentido. Nuestras exportaciones solo suponen a día de hoy en torno al 10-12% de nuestra facturación y tenemos mucho potencial de crecimiento en cada uno de los países en los que estamos.
Detrás de cada helado está el esfuerzo de mucha gente, la historia de CASTY es un gran ejemplo de trabajo en equipo, porque así se fundó en 1982, siguiendo el ejemplo de vuestros padres?
Sin lugar a dudas, CASTY es el resultado del excepcional trabajo de un extraordinario equipo de personas que luchan cada día para hacer las cosas lo mejor posible. Tenemos la suerte de contar con un gran equipo humano, involucrado en el proyecto común y que nos ha llevado a ser lo que hoy somos. Es un orgullo para nuestra familia, poder compartir día a día, las alegrías y tristezas, la ilusión y el esfuerzo con compañeros de tanta valía, generosidad y calidad humana.
¿Cuáles son los helados más demandados y cuáles las especialidades de la casa?
Es curioso que, a pesar de que el mercado del helado está constantemente cambiando, los productos más demandados siguen siendo los clásicos Luxus Almendrado, los Conos de Vainilla y Chocolate y Sándwiches de Nata. Unos de los mayores éxitos de los últimos años es el Helado de Peppa Pig, que hacemos para los más pequeños. Un helado de Petit de Fresa con una textura y sabor excepcional. En los formatos familiares sigue gustando muchísimo nuestra Tarta Emperatriz y la Tarta al Whisky que hacemos siguiendo el mismo proceso que hacían nuestros padres hace 40 años. En los últimos años, hemos crecido mucho con nuestra gama de Cremas Premium con sabores tan sugerentes como Vainilla con Nueces de Macadamia o Caramelo Salado y que se han hecho un importante hueco en el mercado. Pero son muchos los productos que fabricamos y para nosotros cada uno de ellos es importante, no somos un fabricante que se centre en los productos de mayor venta, preferimos dar a elegir al consumidor. Gracias a esta manera de pensar hemos conseguido lanzar productos que han logrado una aceptación muy superior a la esperada como la gama sin azúcar, la gama sin lactosa o Wild Choc que es un helado de chocolate apto para veganos.
Para cuándo un establecimiento en nuestra ciudad solo y exclusivamente con productos de Casty? porqué Casty es mucho más que helados.
La verdad es que no está en nuestros planes abrir un establecimiento con nuestros productos, preferimos trabajar de la mano con las tiendas, bares y restaurantes de nuestra ciudad para que lleven a la gente los productos que con tanto cariño fabricamos. Nosotros fabricamos y se los servimos que es lo que mejor sabemos hacer.
Para terminar, ¿cuáles son las expectativas de CASTY de cara al futuro?
Nuestra intención es realizar una ampliación que nos permita seguir creciendo y mejorando en procesos y sistemas. Mimar el mercado nacional y reforzar nuestro posicionamiento internacional. Fabricar nuevos helados, los mejores, más sorprendentes y deliciosos que seamos capaces de imaginar y, con todo ello, seguir contando con la confianza de nuestros clientes y consumidores, que es lo más importante.
INMA GONZÁLEZ

Comparte el artículo
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram
Email
Fundación Futurart

Directorio de Empresas