Fundación Futurart

NUESTRA CERÁMICA. SUEÑO CUMPLIDO

ceramica

NUESTRA CERÁMICA. SUEÑO CUMPLIDO

Hace escasamente un año, la técnica de nuestra la cerámica, obtenía un reconocimiento cultural internacional. La UNESCO ha elogiado algo más que su belleza, que sus colores, que su Historia. Se ha quedado prendada de las manos de nuestros artesanos y de cómo ponen el alma en cada pieza que realizan. Un galardón que se rinde ante el corazón de los ceramistas que seguirá enseñando nuestra tradición a la humanidad. Pero con más orgullo si cabe. Desde tierras de cerámica, asociación impulsora de la candidatura nos advierte su presidenta, Magdalena Corrales que el camino no fue fácil hasta conseguir el objetivo.

¿Cómo ha sido el camino hasta llegar a este reconocimiento?
No podemos olvidar, desde luego, que el recorrido ha sido bastante largo, aunque reconocemos que, para todos los que integramos la Asociación Tierras de Cerámica, ha sido muy gratificante y satisfactorio haber conseguido el objetivo que nos marcamos y en consecuencia lograr proteger la tradición de nuestra seña de identidad. En el camino hemos encontrado muchas personas que han colaborado y respaldado esta iniciativa que se inició en el año 2013 y que poco a poco fue tomado forma hasta conseguir, el año pasado, contar con el reconocimiento de esta organización mundial. Un sueño, que hace ahora un año vimos hacerse realidad y que esperamos debe suponer el respaldo y protección que necesitan de forma muy urgente los artesanos de Talavera y El Puente del Arzobispo. Aún más ahora, si cabe, después de la crisis sanitaria que estamos padeciendo provocada por la Covid-19.
¿Qué implicación han tenido las instituciones locales, y regionales en este proyecto?
Desde la Asociación, siempre hemos contado con el apoyo de las instituciones tanto locales como regionales, nos hemos sentido arropados sobre todo por nuestro Ayuntamiento. Tanto la actual corporación municipal, como la anterior, siempre han impulsado y nos han acompañado durante todo el proceso. Gracias también a la colaboración de la Diputación Provincial de Toledo y la Junta de Comunidades de Castilla- La Mancha, pudimos materializar la grabación del video que la Organización exigía en la documentación del expediente. Aunque no sólo hemos contado con la ayuda de instituciones públicas, también debemos agradecer la colaboración de algunas empresas privadas que posibilitaron nuestro desplazamiento hasta la ciudad de Bogotá donde tuvo lugar la convención de la UNESCO el año pasado. Asimismo, han sido fundamentales las orientaciones que nos han brindado tanto los técnicos de Patrimonio de la Consejería de Educación Cultura y Deporte como sus homólogos en el Ministerio de Cultura, quienes en todo momento han estado accesibles para resolver todas las dudas que iban surgiendo. De hecho junto a Elisa de Cabo, Subdirectora General de Protección del Patrimonio Histórico, conseguimos unir nuestro expediente con México al que nos acerca una misma tradición cerámica, consiguiendo así una candidatura internacional que posibilita intercambiar conocimientos y experiencias con el consiguiente enriquecimiento para los artesanos de ambos países.
¿Con qué tipo de ayudas han contado hasta llegar a la UNESCO?
Si de algo estamos orgullosos, es precisamente de haber contado con la ayuda inestimable de muchas personas que desde su posición han sabido colaborar con nosotros. Hemos recibido ayudas de todo tipo, desde ciudadanos que realizaron aportaciones económicas mensuales durante bastante tiempo, hasta personas que nos han ayudado en diferentes aspectos, bien desde los conocimientos que poseían, participando de forma altruista en los diferentes coloquios y charlas que hemos organizado desde la Asociación, como en la grabación y difusión de las mismas. Son muchas las personas que han colaborado en distintas fases del proyecto. También hemos contado con la cesión de espacios cuando lo hemos requerido. Aprovechamos estas líneas para agradecer su participación y colaboración. Entre todos hemos conseguido que nuestro patrimonio sea ya reconocido y respaldado a nivel mundial.
¿Qué incluye ser patrimonio inmaterial de la humanidad?
Formar parte de la lista representativa de patrimonio inmaterial de la UNESCO implica que la comunidad internacional reconoce que nuestra artesanía es valiosa, que merece salvaguardarla para las futuras generaciones. Además reconoce que forma parte de nuestra identidad como talaveranos, forma parte de nuestro acervo cultural. Reconoce que hemos sabido conservarla contra viento y marea. No solo incluye las técnicas y saberes con los que se elabora la cerámica, incluye también todos los elementos asociados como la caña, la muñequilla, la torneta, los pinceles, etc. La Convención del año 2003 de la UNESCO que es el marco en el que se da reconocimiento al patrimonio vivo o inmaterial, también reconoce los espacios asociados a la producción cerámica como hornos, alfares y talleres. En el caso de Talavera y Puente se han denominado fábricas durante el siglo XX, por la gran cantidad de personas que trabajaban en ellos, aunque no se puede hablar de una producción industrial, estás fábricas-talleres aunque evidentemente son elementos materiales están relacionados con el patrimonio incluido en este reconocimiento mundial.
¿La técnica, el proceso?
El inicio del proceso artesanal se inicia con una cuidada selección de las arcillas naturales para obtener el barro adecuado y la plasticidad necesaria, el alfarero crea la pieza en un torno o mediante moldes. Una vez seca la pieza, se efectúa una primera cocción a una temperatura de entre 1.050 y 1.150 grados centígrados, proceso que le aporta la resistencia necesaria. A continuación, se sumerge la pieza en un esmaltado vítreo que constituye el soporte sobre el que se efectuará la decoración con colores procedentes de minerales y óxidos silicatados aplicados a mano con pinceles. Después se realiza una segunda cocción a una temperatura que oscila entre los 920 y 1000 grados, que fija los colores, vitrifica la pieza y le aporta brillo y viveza. En la decoración se une tradición y modernidad, y siempre son realizados a mano con pincel. Al ser un proceso artesanal, cada pieza es única. Cada taller tiene su propia identidad que se plasma en el desarrollo de las formas, decoraciones, coloridos y barnices.
¿Qué importancia tiene para nuestra historia ser patrimonio inmaterial de la humanidad?
Lo más importante en el ámbito local es probablemente valorar nuestra cultura tradicional, a la que tal vez no dábamos demasiada importancia. El hecho de que sea valorado más allá de nuestras fronteras con este reconocimiento aumenta nuestro prestigio como comunidad en el mundo. En un mundo globalizado cada vez más homogéneo hemos sido capaces de conservar una artesanía que es un legado de siglos. Talavera tiene una larga y rica historia que tal vez no sea demasiado reconocida fuera de nuestro ámbito regional. Este reconocimiento es sin duda un hito histórico para nuestra ciudad y comarca.
Qué época más difícil hemos elegido para este reconocimiento y difícil también para este sector.
Sin duda no podemos negar que estamos ante una situación muy complicada que está afectando de forma muy directa a nuestro día a día y en consecuencia todos los sectores tanto sociales como culturales o económicos. La crisis sanitaria provocada por La Covid-19 está influyendo directamente, y de forma muy negativa en el sector de nuestra artesanía. En muchas ocasiones resulta muy complicado poder resolver de forma adecuada y fluida todos aquellos problemas con los que ya contaba el sector antes del reconocimiento de la UNESCO y que debido a la crisis sanitaria han ido empeorando. Desde la Asociación estamos intentando poner en marcha algunos proyectos que puedan aliviar, en cierto modo, aquellos aspectos que más necesitan los artesanos para continuar con su labor diaria. Ahora más que nunca se necesita el apoyo de todos los ciudadanos y, por supuesto, de las administraciones públicas.
¿Qué significa para la cuidad de Talavera de la Reina ser patrimonio inmaterial de la humanidad?
En primer lugar, que nuestra técnica artesanal se encuentre ya inscrita en las listas representativas como Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO, es sin dudarlo, un escaparate que nos abre a un escenario muy diferente del que teníamos hasta este momento. Nuestra cerámica traspasa ahora las barreras locales y regionales, para adentrarse en un escenario más internacional. No debemos olvidar que se trata de la primera técnica artesanal que reconoce la UNESCO en nuestro país y en ese sentido nos convertimos en referentes. Aunque la situación actual a nivel mundial no propicia precisamente, la movilidad de la población, debemos ser conscientes del carácter internacional que hemos adquirido, ya que muchas personas querrán visitar el lugar donde se realiza esta técnica tan nuestra y eso repercutirá tanto en el sector turístico como en el económico de Talavera. Es necesario, por tanto, salvaguardar la actividad de los artesanos para que puedan seguir mostrando al mundo la gran labor artesana que desde hace tantos años llevan desarrollando y transmitiendo de generación en generación. En definitiva, conseguiremos ahora dar protagonismo a la ciudad y al trabajo de los ceramistas.
El reconocimiento no solo ha sido a la técnica artesana de la cerámica de Talavera de la Reina y El Puente del Arzobispo sino que además hay otras poblaciones, ¿no?
Este ha sido uno de los aspectos más importantes a la hora de desarrollar nuestro trabajo. Si bien en un principio comenzamos a trabajar en un expediente junto a nuestra localidad vecina de El Puente del Arzobispo, pronto nos dimos cuenta de que al otro lado del Océano Atlántico, en México y más concretamente en las ciudades de Puebla de Zaragoza y Tlaxcala compartíamos igualmente esta misma tradición a la hora de elaborar nuestra cerámica. Tras diversas reuniones, finalmente elaboramos un expediente conjunto España – México que nos ha convertido en el primer elemento reconocido por la UNESCO que une dos continentes.
¿Qué es lo que distingue a nuestra Cerámica del resto?
Es importante conocer nuestras tradiciones y si por algo se distingue la cerámica de Talavera y Puente es por la distinción de sus colores, azul, verde, amarillo, ocre…. Una paleta de color y a la vez unos motivos propios que nos diferencian de otras cerámicas y nos hace singulares.
Evidentemente cerámica se elabora en muchos lugares, pero lo más importante es que en nuestro caso está asociado a nuestra identidad, fruto de haber sido en algunos momentos históricos el lugar donde se elaboraba la que llamaban los literatos y cronistas -la mejor cerámica de castilla.
Otro elemento distintivo es la transmisión de este conocimiento al nuevo mundo en el siglo XVI. Los artesanos de Talavera y Puente integraron conocimientos heredados de la cultura andalusí a la que incorporaron influencias italianas y las llevaron a América. Caracteriza la cerámica de Talavera las especifidades de la técnica ítalo-flamenca en lo referente a la cocción, baño, pintura, uso de la caña para decorar, etc. que mantiene los usos tradicionales frente a otros ejemplos nacionales plenamente industrializados. Con estas técnicas se han elaborado piezas maravillosas desde entonces y hasta ahora.
¿Qué les queda por hacer porque creo que esto acaba de empezar, ¿no?
Podríamos decir que con la consecución del reconocimiento como Patrimonio Cultural Inmaterial habíamos conseguido nuestra finalidad, pero este hecho supone el punto de partida de todas las actuaciones que deben llevarse a cabo para intentar salvaguardar y proteger nuestro patrimonio. Es ahora, cuando deben comenzar a desarrollarse las distintas medidas que posibiliten al sector artesano afianzar con más fuerza las distintas fases del proceso. En esta fase resulta fundamental la implicación de las distintas administraciones públicas locales, regionales y nacionales en el proceso de salvaguarda. Ya habíamos iniciado en el mes de enero distintas comisiones para abordar y estudiar más en profundidad las diferentes necesidades del sector cuando se inició la crisis sanitaria que obligó a paralizar todas las acciones que se iban a llevar a cabo y ahora debemos analizar de nuevo esta situación con nuevas necesidades y problemáticas que necesitan un abordaje urgente.
Una de estas necesidades es establecer un centro-piloto de demostración y de interpretación de nuestra cerámica, que podría ubicarse en las instalaciones de la antigua fábrica “La Purísima” junto a los antiguos cines Calderón, el último ejemplo que queda en la ciudad de horno tradicional, que conserva prácticamente intactas muchas de sus instalaciones y gran cantidad de enseres, útiles y documentación del modo de hacer cerámica desde hace más de un siglo.
¿Es una satisfacción para las raíces a esta costumbre tan nuestra sobre todo para que no se pierda el relevo generacional?
El relevo generacional, es uno de los aspectos que más preocupan tanto a nuestros artesanos como a la Asociación. Desde el comienzo de la actividad, la técnica artesanal ha ido inculcándose y trasmitiéndose de generación en generación, de padres a hijos, de maestros a aprendices en los propios talleres. Desde hace unos años este relevo no se está produciendo de la misma manera ni con la misma frecuencia y este aspecto supone una grave amenaza para los artesanos que ven cómo llega la hora de su jubilación y no tienen quien se haga cargo de dar continuidad a la actividad de sus talleres. Supone para nosotros una prioridad dentro de las diferentes medidas de salvaguarda que se deben poner en marcha. Todos debemos trabajar en la misma dirección para mantener viva la memoria de aquellos que han dedicado toda una vida a este oficio y debe seguir dando tanto piezas tradicionales como abrirse a la innovación y adaptación que los cambios sociales están demandando en la actualidad.
¿Qué proyectos están en marcha para no olvidar que somos Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad (P.C.I)?
Actualmente tenemos varios proyectos en marcha, entre ellos la documentación de lo que fue la vida en los talleres (fábricas) en la segunda mitad del siglo XX, cuando nuestras artesanía volvió a vivir un momento de esplendor. Muchas personas trabajaron en estos espacios y tienen muchas memorias y recuerdos asociadas a ellos. Tierras de Cerámica quiere registrar sus testimonios y especialmente el de las personas más ancianas. Nos gustaría poder elaborar un archivo de patrimonio inmaterial para que esta frágil memoria no se pierda.


INMA GONZÁLEZ

Comparte el artículo
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram
Email
Fundación Futurart

Directorio de Empresas