Fundación Futurart

Empresa: Grovik

Empresa: Grovik

Empresa: Grovik

Pedro, en el caso de Grovik, ¿de dónde nace ese gen emprendedor para formar esta empresa?

Nace de la familia, empezó mi padre. Él creó una empresa y nos enseñó y con ella hemos crecido nosotros.

Para que os conozcan nuestros lectores, ¿qué podría decirnos a cerca de Grovik

Grovik nace en 1984. Con un primer trabajo de traer canalones de Noruega, pero ante la crisis no hay consumo, por lo que tuvimos que abrir lazos y empezamos a centrarnos con el producto nacional español. Somos distribuidores de Solaico que es una de las empresas de fabricación de placas solares de alta calidad.

En este sentido, podría indicarnos, ¿cuáles son los productos o servicios estrella de Grovik

Ahora mismo es el canalón y el tema fotovoltaico con las placas solares.

En ambos productos, ¿quién es el cliente de Grovik, son empresas o particulares?

Ahora mismo pueden ser tanto empresas como particulares. Ya que tenemos para el tema solar y fotovoltaico, persona especializada en electrónica y cuadros eléctricos.

¿Cuál es el aspecto diferencial con otras empresas que ofrecen productos o servicios similares?

Nuestro equipo y sobre todo entender bien a las placas solares. Aunque sobre todo los grandes profesionales tanto en electrónica como en el sistema de baterías. Para que el resultado sea el mejor para el cliente.

¿Solaico como proveedor o marca?

Solaico ha sufrido, como todos, la crisis y ha sabido aguantar y hoy por hoy es a nivel español una de las fábricas más importantes ya que está creando primera calidad, clase A en paneles solares. Está muy bien posicionada ya que en España está entrando mucha placa “barata”. Por eso nosotros seguimos con él nuestro fabricante nacional y con primeras calidades.

De cara al futuro, ¿qué objetivo tiene Grovik para los próximos años?

De cara al futuro Grovik está intentando afianzarse en el sistema fotovoltaico tanto en instalación como en la venta de paneles.

Es un sector que va en auge, ¿por el tema medioambiental?

El gobierno está abriendo puertas para que se puedan hacer instalaciones tanto para vivienda como para empresas. Y eso está dando al sistema fotovoltaico un alza bastante importante que durará unos años.

Ya desde el punto de vista de empresario, ¿cuáles serían los retos a los que se enfrenta Grovik?

En este momento, es su situación de estar en Talavera, la ciudad está sufriendo mucho después de la crisis porque no está recibiendo apoyo del Gobierno Central y de Castilla La Mancha. Por lo que aguantar en Talavera se está haciendo cada vez más difícil.

¿Algún plan de contingencia para poder aguantar esto?

Sería trasladarnos a Toledo, pero estamos intentando aguantar en Talavera.

Si tuviera que destacar algo en toda la trayectoria empresarial, ¿cuáles serían esos hitos?

Bueno, Grovik  pertenece a un pequeño grupo de empresas familiares y dentro de los objetivos que ha tenido este grupo, siempre ha sido la construcción.

La empresa ha hecho obras curiosas como por ejemplo hemos acabo la cubierta en zinc de la Iglesia de San Francisco. Hemos realizado Gárgolas y otros trabajos más tallados a mano para cúpulas de plomo en el taller. Por lo tanto el hito más importante es mantener al cliente grande, pero también al pequeño.

¿Qué palabra definiría mejor su actividad como empresario?

Lucha. Y aunque pasemos tiempos difíciles no dejar de luchar

Si tuviera que completar esta entrevista, ¿qué pregunta le gustaría hacerse?

Bueno tanto como pregunta para mí se la haría a los políticos: ¿Van a ayudar a Talavera?

Algún mensaje en particular que quiera lanzar a los lectores de Fundación Futurart

Para los empresarios de la ciudad sobre todo. Debemos hacer el consumo en nuestra propia ciudad, si Talavera no tira hacia arriba, nosotros tampoco.

Comparte el artículo
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram
Email
Fundación Futurart

Directorio de Empresas