Fundación Futurart

Hermanos Fernández Peño: La esencia del negocio familiar

Hermanos Fernández Peño

Hermanos Fernández Peño: La esencia del negocio familiar

Entrevista a José Luis Fernández García

A pesar del paso del tiempo, hay algo que no ha cambiado y sigue permaneciendo en Hnos. Fernández Peño: la esencia de negocio familiar. Lo que comenzó el abuelo en 1940, ha ido pasando de generación en generación hasta convertirse en lo que es hoy, una empresa referente en la fabricación y construcción de estructuras metálicas y cerrajería.

José Luis, ¿qué compromiso tiene con los Hermanos Fernández Peño?

Pues tengo un compromiso familiar de mucha responsabilidad. Aquí está el esfuerzo de mis raíces, de mi abuelo, mis tíos y de mi padre y no solamente eso sino que además, soy el relevo generacional y me gustaría seguir su misma línea de negocio.

¿En qué año se fundó su empresa?

La empresa lleva funcionando como tal desde el año 1940, anteriormente existía y estaba dedicada sobre todo al tema de la cerrajería y herrería.

¿Quién fue su creador?

El creador de la empresa fue mi abuelo, Justiniano Fernández del Mazo. Que originalmente se dedicaba a la herrería.  

¿Cuáles fueron los inicios de la empresa Hermanos Fernández Peño, podría hacernos un pequeño resumen?

Los inicios fueron en 1940 y, como le decía antes, mi abuelo era herrero y montó aquí  en Calera y Chozas su modo de vida, una fragua donde hacía los trabajos de entonces para las labores de labranza y agricultura, etc. Con el paso del tiempo mi abuelo, que era un emprendedor nato, la empresa fue creciendo.

Desgraciadamente falleció muy joven y es ahí, donde mi padre con quince años (el mayor de los hijos), mis tíos Ovidio con diez años y Javier con cinco años tuvieron que responsabilizarse del negocio y tirar del carro hasta convertir en una cerrajería  y posteriormente la actualidad en los que somos Estructuras Metálicas y Cerrajería Hnos. Fernández Peño, S.L.

De niño, ¿cómo vivía la actividad de su padre de esta empresa que hoy gestiona?

De niño me gustaba ir al taller a ver las cosas que hacían y a los 16 años ya me dejaban ir a trabajar durante las vacaciones para tener algún dinerillo.

Mi padre, junto a mis tíos, dedicaron toda su vida a la empresa y sacrificaron su tiempo para sacarla adelante. Desde pequeño he visto lo que cuesta que las cosas salgan adelante y lo difícil que es tener éxito en lo que emprendas. También he visto que el trabajo duro tiene su recompensa.

Llegado el momento, que le ha llegado hace escasamente unos días como nos indicaba anteriormente, ¿cómo ha afrontado este reto?

Con una mezcla de presión y tranquilidad. Tengo la tranquilidad de tener un gran equipo de personal muy preparado, muy cercano y en esta nueva etapa también está Beatriz, que es hija de uno de los socios, porque solo es complicado. El tener un equipo de trabajo consolidado como el nuestro es un gran beneficio para nuestra empresa y eso se traduce en equilibrio empresarial.

Me imagino que ha afrontado este reto con alguna satisfacción importante, ¿no?

Estoy muy a gusto rodeado de la familia, está claro. ¿Satisfacción? No, es más bien tristeza porque a mí me hubiese gustado estar toda la vida con mis tíos o mi padre. Pero ilusión sí, ilusión de decir tengo que mantener esto, tengo que trabajar con buen criterio y dando lo máximo de mi.

Dicen las buenas lenguas que da gusto trabajar con ustedes, desde que se les solicita un presupuesto hasta que se finaliza la obra.

Sí que tenemos muy buena prensa. Es una prioridad para nosotros que el cliente quede enteramente satisfecho. Es la mejor publicidad que hay. Mi padre me decía que hay que tener presente que somos una empresa de servicios, en esa idea se asienta nuestra filosofía respecto al trato con el cliente.  

En este mundo tan superficial de lejanía, ustedes siguen manteniendo ese trato de antes, ¿no?

Nos mantenemos como siempre, acorde a lo que hemos aprendido desde pequeños y lo que hemos ido viviendo durante toda la vida y así me gustaría que siga siendo.

¿Qué servicios ofrece su empresa?

Nuestra empresa ofrece una variedad de servicios muy amplia en el sector de la construcción, desde edificaciones completas, encargándonos nosotros de todos los trabajos y facilitando al cliente la gestión de la obra, como apoyo de ingeniería y diseño con un departamento técnico altamente cualificado y con muchos años de experiencia.

¿En qué tipo de construcciones están especializados?

Nuestra especialidad, la fabricación y construcción de estructuras metálicas y cerrajería para todo tipo de edificaciones. Dentro de las estructuras metálicas somos fabricantes de estructuras armadas (sección variable). Este tipo de estructura es fabricada por nosotros en nuestras instalaciones a partir de perfiles planos normalmente, que se adaptan y transforman en piezas armadas formando los distintos componentes ya sean principales o secundarios que forman las edificaciones, consiguiendo construir naves diáfanas de hasta 70 m de ancho sin perfiles intermedios.

Esta construcción es muy utilizada en hangares para aviones, centros logísticos, etc. De esta manera conseguimos dejar el interior de la nave libre para el desempeño de los trabajos a realizar.

A día de hoy estamos certificados en la Norma EN 1090 en la clase de ejecución más alta, para todo tipo de edificaciones, llevando un control de producción en fábrica específico para cada obra, y con ello consiguiendo el Marcado CE de la estructura metálica.

¿Cuántas personas completan la nómina de los Hermanos Fernández Peño?

Ahora mismo, entre personal de taller, montaje y oficina técnica seremos alrededor de 40 personas. Todos y cada uno de ellos juega un papel muy importante en el desarrollo de nuestra empresa.

Me imagino que dentro de esta nómina habrá gente más especializada que otra, ¿no?

Sí claro, desde técnico, coordinador de soldeo, soldadores homologados en distintos procedimientos de soldadora, ingenieros, delineantes, encargado de personal y obra…

El coordinador de soldeo es el encargado de que todos los soldadores cumplan con los procedimientos y lleva a cabo las inspecciones de soldadura oportunas para cada obra, con ello obteniendo la certificación CE.

¿Qué considera que les diferencia fundamentalmente de su competencia?

Principalmente el conocimiento y la habilidad de nuestros empleados en cuanto a diseño, a construcción y legalización de edificios logísticos.

¿Quiénes son sus principales clientes actualmente?

Tenemos una cartera muy amplia de clientes, desde particulares hasta grupos industriales, promotores y constructoras.

¿Qué importancia tiene en Hermanos Fernández Peño la aplicación de la última tecnología del mercado?

Nos gusta estar en continua actualización para poder agilizar nuestros tiempos de fabricación y montaje, y de esta manera poder ofrecer al cliente una oferta más ventajosa y tiempos de ejecución menores.

¿Podrían ponernos algún ejemplo de proyectos relevantes que hayan llevado a cabo recientemente?

Recientemente hemos construido el Pabellón y aulario de la Universidad Francisco de Vitoria, es de lo más bonito que hemos hecho. Dirigido por el arquitecto Alberto Campos Baeza que es un referente internacional, recibió un premio por esta construcción, de hecho nos menciona en su página web como referentes en la construcción de estructuras metálicas.

¿Algún proyecto nuevo, nos avanzan algo?

Tenemos pensado ahora a primeros de año reforzar la vía de la sección variable con nueva maquinaria y poder así realizar más volumen de obra respecto a ese campo.

Para terminar, un mensaje para nuestros lectores que necesiten de los servicios que prestan Hermanos Fernández Peño.

Si necesitan de nuestros servicios, aquí van a encontrar un buen trabajo, implicación, compromiso, buenos consejos y un trato muy cercano.

Comparte el artículo
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram
Email
Fundación Futurart

Directorio de Empresas