Fundación Futurart

JAVIER DE ANTONIO ARRIBAS: «Soy optimista respecto a la salud de nuestras empresas»

TIENE LA PALABRA ENTREVISTA

JAVIER DE ANTONIO ARRIBAS: «Soy optimista respecto a la salud de nuestras empresas»

Talaverano, empresario desarrollando su actividad en nuestra ciudad desde hace décadas y tras casi diez años como Vicepresidente de FEDETO, ahora ostenta el cargo de Presidente de la misma con la ilusión y las ganas de quien cree en un proyecto y lucha por complacer a quienes forman parte de él.
Hablamos con Javier de Antonio Arribas sobre su nuevo cargo y sobre la situación de las empresas talaveranas, acerca de su presente pero, sobre todo, miramos a su futuro en una charla cercana y amena que dibuja a la perfección el retrato del tejido empresarial de nuestra ciudad.

En primer lugar, felicidades por tu reciente nombramiento como Presidente de FEDETO. ¿Cómo lo afrontas y qué supone para ti tanto a nivel personal como en el ámbito profesional?
¡Muchas gracias! La verdad es que ser Presidente de FEDETO, es un honor y supone una gran responsabilidad. Aunque llevo en el asociacionismo empresarial casi toda mi vida, siempre dentro de FEDETO, primero dentro de la Asociación de Estaciones de Servicio y sin dejar de ser su Presidente entré a formar parte del equipo de Vicepresidentes de Ángel Nicolás. La presidencia de los empresarios de la provincia representa un reto muy importante, porque son muchos los sectores empresariales y con todos ellos quiero trabajar intensamente. Además, tomar el relevo de Ángel Nicolás, tras 22 años como Presidente, no es fácil. Pero cuento con un gran equipo, unos vicepresidentes con experiencia, un Secretario General con el que llevo trabajando muchos años, y unos órganos de gobierno y una plantilla que son fantásticos. Todos juntos vamos a desarrollar un gran trabajo. No vamos a dejar a ningún sector empresarial sin apoyo ni a ningún empresario sin atención. Estoy muy orgullosos del trabajo que desarrolla FEDETO, me propongo mantener el listón tan alto como lo deja Ángel y lo voy a hacer con esfuerzo e ilusión.
Como Presidente, ¿te has marcado algún proyecto o reto que llevar a cabo?
Pienso que la línea que ha seguido FEDETO todos estos años es una línea correcta y pienso seguir esa línea e implementarla. Si algo funciona no hay que cambiarlo. Porque esa línea que se ha seguido a lo largo de más de 40 años nunca ha sido estática, FEDETO está en constante evolución. Por eso, vamos a seguir atentos a los cambios y adaptando nuestra organización a las demandas de los empresarios, pero lo haremos fieles a nuestros principios; esos no cambian, son nuestra seña de identidad.
El mundo en el que vivimos ya se encarga de proponernos retos que superar… Afrontamos situaciones de mucha incertidumbre en estos momentos. Te diría que incluso más que en la crisis del 2011 y esos retos son los que tenemos que superar no ya a nivel empresarial, si no como sociedad.
El envejecimiento de la población es un hecho y debemos ser conscientes de ello. Además, debemos tener en cuenta que el mercado de trabajo tiene ciertas peculiaridades que lo hacen ineficiente con todas las consecuencias que esto puede acarrear. ¡Nos toca ser creativos!
Está claro que hay una base de trabajo privado que es la que está sosteniendo todo lo demás, pero en los últimos años ha experimentado un decrecimiento en casi 100.000 puestos de trabajo mientras que el empleo público ha aumentado en 250.000, igual de claro está que contamos con un sistema de pensiones que estamos viendo que es complicado que funcione en un futuro debido a que la pirámide de población está invertida. Para poder paliar estos efectos hay que seguir potenciando el diálogo social porque solo desde él se pueden conseguir resultados
Otro reto al que además hice mención en mi discurso de investidura como Presidente, fue el tema de la energía. Debemos dejar atrás en “ecologismo mal entendido” y apostar por los recursos de los que disponemos. En Europa la energía nuclear se está utilizando y se la ha empezado a llamar verde y aquí la estamos desechando, en España tenemos un preocupante déficit de producción de energía y está claro que el futuro debe ser un mix de energías.
Y por si fuera poco a todo esto debemos sumarle la guerra Rusia – Ucrania. Los rusos han cortado recientemente el envío de gas a Europa a través del gasoducto del norte, lo que nos sitúa en un escenario nuevo y desconocido. Hay cambios cada día y más con este tipo de conflictos latentes por lo que es muy difícil saber cómo evolucionará la situación económica a medio y corto plazo.
Lo que está claro es que mientras Rusia continúa invadiendo Ucrania también, sigue comerciando con el mundo occidental, es sin duda muy paradójica la convivencia de la guerra y la vida corriente… Por nuestra parte, en Europa, lo que debemos hacer es afrontar el reto energético con políticas más realistas. ¡Comencemos ya a hablar de economía real!. No es tampoco sensato que tengamos todos nuestros medios de producción deslocalizados y nuestros productos sean escasamente competitivos porque donde hemos llevado nuestros medios de producción sean menos estrictos con la legislación tanto productiva como medioambiental. Hay que ser creativos e intentar darle la vuelta a esta situación.
Queremos todo lo que el progreso social al que hemos llegado y no queremos renunciar a él pero tenemos que ver como poder seguir manteniéndolo a futuro.
Y otro reto es la digitalización de las empresas y no me olvido de la presión fiscal que vivimos las empresas. Sobre todas estas cosas me propongo trabajar porque en esos campos nos jugamos gran parte de nuestra competitividad.
¿De qué manera está afectando la guerra de Ucrania al pequeño empresario de nuestra zona?
Afecta de manera muy importante, pero nuestros problemas no derivan sólo de esa guerra. Desde mediados del año 2021 España está inmersa en un ciclo económico inflacionista que la guerra, hasta ahora, sólo ha agravado. Los verdaderos efectos nocivos de la guerra todavía nos los estamos viviendo con intensidad. Que no se adoptaran medidas eficaces contra la inflación en 2021 implica que vamos con retraso para adoptar medidas frente a lo que se nos viene encima en los próximos meses como consecuencia de la guerra de Ucrania. Hay que actuar cuando surgen los problemas y no esperar a que estos se compliquen. El problema es que desde hace diez años arrastramos una deuda pública y un déficit público que limitan nuestra capacidad de actuación cuando el ciclo económico se tornas negativo. No culpemos sólo a Rusia de nuestros problemas. Ya antes, nuestra tasa de paro duplicaba a la de Europa, nuestra renta per cápita era inferior y nuestro esfuerzo fiscal bastante superior al de la media de la OCDE.
Estamos sin duda ante una situación difícil ¿Qué pueden hacer los empresarios para afrontarla y paliar las consecuencias que pueda tener para su negocio?
Luchas y seguir luchando… La vida sigue y debemos apostar por nuestros negocios, tenemos que darle otra vuelta más a nuestra creatividad para intentar que los consumos se mantengan. Más allá de eso creo que cualquier medida debe venir por parte del Gobierno Central. En Fedeto llevamos pidiendo una bajada de impuestos desde hace ya muchos años. Necesitamos que se nos escuche más, recuerdo una intervención de Manuel Madruga, actual Secretario General de Fedeto, en 2016 donde ya alertaba de todo lo que iba a ocurrir y no se tomó ninguna medida al respecto y se cumplió todo lo que dijo.
Algo fundamental, ahora, durante la inflación, es bajar la presión fiscal de una forma selectiva, es decir a las empresas, para que puedan bajar sus costes y por lo tanto puedan ajustar los precios. Ojalá ahora nos escuchen y podamos remar todos en la misma dirección para crear riqueza y empleo. Si no lo hacen nuestro desarrollo económico se verá limitado y con el el empleo y la creación de empresas.
Todos estos años en Fedeto te habrán ayudado a conocer la evolución y la situación del tejido empresarial de Talavera ¿Cuál es su estado de salud actual?
Soy optimista respecto a la salud de nuestras empresas, quizá debemos ser un poco más cautos con la situación del mercado laboral. Debemos tener en cuenta que a veces es difícil mantener el nivel de empleo debido a la carga de costes, impuestos… Una de las cosas que puede ocurrir en España es que se produzcan despidos, cuando para tu producción no puedes prescindir de insumos necesario para continuar con tu actividad te ves obligado a prescindir de personal.
Pero en cuanto al futuro, en concreto el de Talavera de la Reina, soy muy optimista. En la ciudad hay ahora mismo dos proyectos muy interesantes y se está comenzando a hacer varios cambios. La llegada de Meta supone una excepcional noticia sobre todo por la importancia que tiene. En su momento la alcaldesa ya abogó en plena pandemia por la llegada a nuestra ciudad del Centro Regional de Innovación Digital en una clara apuesta por lo que suponía cambiar el ciclo productivo de la zona que siempre ha estado más ligado al sector primario.
Obviamente no debemos olvidar nuestras raíces ni nuestra esencia, el motivo del crecimiento de Talavera siempre ha estado basado en el sector agropecuario. Esta ciudad contaba con un mercado de ganado maravilloso que generaba un gran tráfico de personas y por lo tanto económico muy potente, no solo para el sector primario sino también para la hostelería, el comercio…
Pero más adelante la circunvalación evitó que se parase en Talavera para hacer negocio por lo que perdimos afluencia. Con el tiempo la ciudad está cambiando y adaptándose. El sector agropecuario sigue existiendo y siendo, afortunadamente, una gran potencia para la zona. Aun así, deberíamos seguir trabajando para producir un valor añadido, es curioso que en un lugar donde hay tanta actividad del sector primario no exista un sector secundario para la transformación de ese producto. Esa sería la gran revolución que se debería dar aquí.
En cuanto a la situación del sector terciario (comercio y servicios) la pandemia ha acelerado lo que ya era inminente: el auge del comercio online. Lo que sin duda nos conduce a la desaparición del comercio tradicional o al menos tal y como lo conocemos hasta el momento. Hay que reinventarse y para ello hace falta creatividad e imaginación.
Ya están surgiendo proyectos muy inspiradores en Talavera…
¡Totalmente! La llegada del Centro Regional de Innovación Digital se está cuajando con la instalación de varias empresas de primer orden. Esto supone que Talavera se convierta en una de las sedes para Europa del proyecto GAIA-X junto a ciudades como Dublín, París y Berlín. Ver el nombre de nuestra ciudad junto al de estas ciudades es sin duda motivo de orgullo y de esperanza en el futuro.
Además Meta va a traer muchas cosas ¡y todas buenas!: llegada de empresas anexas a este tipo de negocios, una educación diferente… Sin ir más lejos ya se está trabajando en la implantación del Grado de Informática en nuestro campus universitario.
Proyectos como el polígono logístico previsto para la entrada de Talavera podrá convivir perfectamente con Torrehierro y estoy convencido de que la llegada de Meta a su segunda fase impulsará a su primera.
No podemos olvidarnos además del tren. Espero que sea una realidad y que no sea demasiado tarde que nos dará grandes beneficios. Hay que tener en cuenta que estamos entre dos capitales nacionales: Madrid y Lisboa. Si una empresa como Meta ha decidido instalarse aquí e invertir miles de euros en la ciudad por algo será. Vamos a confiar y a creémoslo un poco más. Esperemos que estos proyectos lleguen a buen puerto y veamos crecer Talavera, su industria y su comercio en poco tiempo.
Grandes proyectos que esperamos con los brazos abiertos. Pero, ¿qué hay de los pequeños proyecto de emprendedores que están surgiendo en estos momentos?
Una de las cosas que trajo la crisis del 2008-2014 fue que muchas de aquellas personas que perdieron su trabajo durante esta época optasen por el autoempleo. Eso es exactamente lo que está pasando ahora.
Me produce orgullo pasear por Talavera y ver cómo algunos emprendedores han sido capaces de reactivar el centro histórico de nuestra ciudad con locales muy diferentes e innovadores. Algo que sin duda ha supuesto un repunte para la ciudad, en Talavera hay calidad de vida, estamos cerca de Madrid, contamos con todos los servicios, tenemos diferentes propuestas de ocio… Cada vez conozco más casos de personas que deciden trasladarse a nuestra ciudad, es curioso pero a veces aquellos que son de fuera valoran más Talavera que nosotros mismos, es importante que comencemos a darle el lugar que se merece.
Siempre hay oportunidades, hay que abrir bien los ojos y saber verlas. Los emprendedores deben estudiar los nichos que la ciudad ofrece y apostar por ellos.
Fundación Futurart trabaja con las empresas de la zona para ayudarles a llevar a cabos su responsabilidad social corporativa a través del proyecto solidario. ¿Qué papel juega la RSC en la vida de las empresas?
FEDETO fue la primera organización de España en contar con una oficina de responsabilidad social, la fundó Ángel Nicolás, allá por el año 2000, porque para FEDETO colaborar con causas sociales como las que defiende Futurart es algo que nos parece esencial. Por eso fomentamos el conocimiento de FUTURART entre las empresas y también lo hacemos con otras entidades del tercer sector. Cualquier acción que podamos hacer desde nuestras empresas para hacer de este mundo un lugar mejor debemos hacerla. Colaborar entre nosotros en la mejor manera de seguir adelante.
Hablar con el nuevo Presidente de Fedeto nos ha hecho conocer un poco más la situación en la que nos encontramos a nivel empresarial en nuestra zona, las previsiones de futuro y los nuevos proyectos que cambiaran el rumbo de nuestra ciudad. Siempre es un placer charlar con personas que toman el pulso a nuestra ciudad y al resto de la provincia diariamente y escuchar sus opiniones para así poder tomar nuestras propias decisiones sabiendo un poco más sobre el escenario en el que nos encontramos. ¡Sigamos trabajando para llevar nuestras empresas y Talavera al lugar al que corresponde!

Textos: Equipo Fundación Futurart

Comparte el artículo
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram
Email
Fundación Futurart

Directorio de Empresas