Fundación Futurart

13 UVAS PROFESIONALES DEL VINO

13-UVAS

13 UVAS PROFESIONALES DEL VINO

13Uvas es una distribuidora distinta, un proyecto creado desde el entusiasmo y la experiencia. Marianela Viadero, tras una larga trayectoria dedicada al mundo del vino como sumiller y directora comercial, decidió crear su propio negocio. Fue en 2017 cuando nació 13Uvas Vinatería, una empresa fundada con pasión, compromiso y esfuerzo. Y es que Marianela mujer apasionada de su trabajo, no ceja en el empeño de transmitir sus conocimientos a través de la cultura del vino.

¿Cómo definiría el trabajo de 13 Uvas?
13 Uvas vinatería es un proyecto profundamente humano, en el que apostamos cada día por un trato cercano y personal. Creado por personas y para personas que tienen un nexo común: su curiosidad y su amor por el mundo del vino.
Nuestra misión: ofrecer a nuestros clientes, una opción diferente; mejor atención, servicio y precio.
Visión: llevar a nuestros clientes los mejores productos, la cantidad es tu opción.
Valores: compromiso a la excelencia, compromiso de servicio.
¿Dónde se centra su ámbito de actuación?
Actualmente nos dedicamos a la venta y distribución de vinos en el canal Horeca, y fundamentalmente en la provincia de Toledo y Madrid.
Desde www.13uvasvinateria.com nos acercamos a particulares que quieren adentrarse en este fascinante mundo, en nuestra tienda online pueden encontrar una selección de vinos, y siempre acertarán. También pueden suscribirse al Club Vinatero donde descubrirán vinos emocionantes, y con alma.
Las pequeñas bodegas son una parte importante del sector vitivinícola español. ¿Es una tendencia o los nuevos bodegueros han venido para quedarse?
Las pequeñas bodegas constituyen el 40% del mercado del vino. No son tendencia, forman parte del sector y por supuesto se van a quedar.
En España, el sector vitivinícola es una parte muy importante, no solo de nuestro patrimonio, sino también de nuestra sociedad y nuestra cultura. El vino contribuye a nuestra imagen de país y es un imán de atracción de visitantes y turistas; tenemos un sector responsable y sostenible, con su entorno y con las personas que nos rodean; es motor de desarrollo en muchos pueblos y ciudades pequeñas de nuestra geografía, distribuye el territorio y ofrece empleo de calidad; es símbolo de costumbres pero también es puntero en innovación e investigación; es el reflejo del buen de hacer de miles de empresas y viticultores en todo el país.
¿Cómo empezaste en el mundo del vino?
Mi primer contacto fue cuando trabajaba en hostelería. Poco a poco me di cuenta de lo mucho que me gustaba la interrelación con el cliente, cuando estaba en sala como ayudante, luego fui ascendiendo hasta convertirme en jefa de sala, y es ahí, cuando me doy cuenta de los nuevos gusto de nuestros clientes les gustaba pedir una copita de vino, pero había quienes no se atrevían, le tenían miedo, era algo abstracto, desconocido y lo consideraban un poco elitista. Los clientes me pedían consejo y yo de forma cercana les aconsejaba, les hablaba de las sensaciones más que de la parte técnica. Así es como descubrí mi verdadera pasión y tomé la decisión de formarme en sumillería en la escuela de hostelería de Toledo, y día tras día me he ido acercando más al mundo del vino, formándome, viajando, leyendo, catando etc. es un mundo en el que nunca dejas de aprender.
¿Cuántos vinos tiene que probar para elegir sus preferencias? Porque imagino que serán muchos.
No podría fijar una cantidad exacta, el mundo del vino nos ofrece infinidad de posibilidades y nunca dejas de sorprenderte, una persona que se dedica a este mundo nunca puede dejar de catar, siempre descubres cosas nuevas. Vivimos en un mundo de excesiva información, donde tenemos que aprender a sacar conocimiento y destilarlo en sabiduría. Intento beber menos y profundizar más.
La cocina española goza de una gran fama en otros países. ¿Cree que el vino también está tan reconocido?
Los vinos españoles son reconocidos a nivel mundial pero no lo suficiente a pesar de ser uno de los mayores productores del mundo, creo que no están lo suficientemente promocionados, estamos a la sombra de Francia que nos compra vinos a granel y al final vamos a tener mucha más repercusión, y estamos destacando mucho, mucho más de lo que destacábamos antes. Se exportan vinos de alta gama en pequeñas cantidades  pero de gran prestigio. Y por otro lado encontramos los vinos españoles que conquistan los mercados extranjeros por su relación calidad-precio. 
¿Qué vinos son mejores, los de grandes bodegas o los de bodegas pequeñas?
Hay grandes vinos en bodegas pequeñas y grandes vinos en bodegas grandes. No se puede generalizar. Hay espacio para todo el mundo.
Hay quien prefiere grandes marcas, marcas ya consolidadas y quien busca pequeños productores. Yo personalmente defiendo la autenticidad de lo pequeño, pequeñas bodegas con viñedos propios, una familia, una tradición, una pasión.
¿Qué características debe tener un buen vino?
Para mí una palabra que define un buen vino es equilibrio. Principalmente en su aspecto gustativo, todos sus elementos han de estar en equilibrio (acidez y dulzor, concentración de taninos y suavidad en boca y proporción de alcohol y frescura).
¿Qué temperatura es la ideal para beber un vino?
La temperatura del vino es vital para su degustación, un vino sometido a mayores temperaturas es más vulnerable que un vino más frio, ya que puede templarse fácilmente con el ambiente. Sin embargo si está demasiado caliente se puede estropear con bastante facilidad.
Casi todos los vinos blancos suelen servirse más fríos que el vino tinto, sin embargo algunos vinos blancos no se sirven fríos, y tampoco todos los vinos tintos se sirven a su temperatura ambiente. Cada vino tiene una temperatura óptima para servirlo.
Desde 13Uvas, estas son las distintas temperaturas en los diferentes vinos que aconsejamos. Para los Tintos jóvenes 12-14ºC, los Tintos crianzas 14-17ºC, los Rosados jóvenes 7-10ºC, los Blanco con barrica 10-12ºC, los Blancos jóvenes 7-10ºC, y no olvidemos que la temperatura de los vinos dulces está entre los 10-12ºC.
Si abrimos una botella para la cena y sobra un poquito ¿qué debemos hacer?
No pasa nada, nosotros en casa somos consumidores de vino y unas veces bebes más que otras, pues hay algunas precauciones básicas que tomar, lo primero beberlo lo antes posible, un vino no aguanta más de una semana, taparlo con una bomba de vacío que las hay muy buenas y baratas o, con su propio corcho, y si lo guardas en la nevera mejor en posición vertical, porque el vino contiene moléculas y así conservan mejor sus cualidades.
Para disfrutar de un buen vino ¿debemos entender de ellos?
Para disfrutar del vino no es necesario ser un experto, para disfrutar de un buen vino lo más importante es la compañía aunque también son importantes otros factores. Abrir una botella de vino con un buen sacacorchos es toda una habilidad, hay que hacerlo con mucho mimo, y cuidado para evitar que el corcho se rompa en el interior de la botella.
También es importante tomarlo en la copa adecuada que, nos mostrará mejor las cualidades de nuestro caldo. Un buen vino, parece obvio, pero el vino ha de ser de calidad y ser conservado en buenas condiciones y por supuesto, servir o, tomarlo a la temperatura correcta.
Una de las críticas más comunes que reciben las pequeñas bodegas son los altos precios de sus vinos. ¿Existe una buena relación calidad-precio en España?
Desde mi humilde punto de vista considero que en relación a la calidad de vinos que están elaborando las pequeñas bodegas los precios son apropiados en la inmensa mayoría, claro podemos encontrar de todo. Las pequeñas bodegas son un valor al alza y muy apreciado por los consumidores. Se trata muchas veces de viticultores que recuperan terrenos olvidados, con viñas viejas que dan gran potencia al vino porque sus frutos salen muy concentrados en azucares. Cómo la cosecha es poca y las condiciones del terreno muy acotadas, los azucares no se diluyen, como si pasa cuando se cosechan grandes extensiones con microclimatologías más variadas. El resultado son vinos de alto grado alcohólico y calidad.
Para las pequeñas bodegas es muy importante comunicar su filosofía de trabajo. Como distribuidora, 13 uvas tienen que transmitir esa pasión. ¿Cómo lo consiguen?
Vivo cada día con pasión el vino y cuando sientes esa pasión, y eres capaz de hacer que los demás la sientan también, es un sentimiento realmente mágico.
Detrás de una botella de vino hay un sueño, una historia, unas manos, un viñedo, un paisaje, personas extraordinariamente buenas y trabajadoras etc. El vino tiene la capacidad de emocionar y transportar estos logros y convertirlos en huellas para continuar en el camino.
El vino ecológico está cogiendo mucha fuerza, sobre todos en bodegas recientes que trabajan con una producción orgánica que respete al medio ambiente. ¿Qué opina 13 uvas al respecto de esta tendencia?
El vino ecológico está de moda, cada vez son más los consumidores que demandan este tipo de vinos por la preocupación actual por la huella que dejaremos en nuestro planeta y por qué los consumidores también se han dado cuenta de que los vinos ecológicos en la mayoría de las ocasiones son vinos con una relación calidad-precio extraordinaria, son vinos con personalidad además de cuidar el entorno y ser más saludables para el consumidor. Los vinos ecológicos son el futuro.
Para terminar. ¿Cuál es el mejor vino?
Para mí el mejor vino es el que se comparte con los amig@s, familia, y demás. Vociferando desde dentro un buen brindis por la vida.


INMA GONZÁLEZ

Comparte el artículo
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram
Email
Fundación Futurart

Directorio de Empresas